Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

CÓCTEL ESPECIAL OTOÑO: combinado de complementos dietéticos para aumentar defensas


Ya estamos en otoño y para muchos es sinónimo de resfriados y catarros, para evitar esto, hoy voy a proponer un combinado o cóctel de complementos dietéticos para aumentar las defensas.  

En esta estación con las bajadas de las temperaturas y las primeras lluvias, hay más propensión a sufrir resfriados y catarros. Y debido a estos cambios bruscos de temperatura de la calle al interior las defensas se vuelven más vulnerable.  Al igual que nos preparamos por fuera cambiando el tipo de ropa, herramienta fundamental para combatir el frío y el agua, también nos tenemos que preparar por dentro para que no nos pille desprevenidos el otoño. 

Los ingredientes para el cóctel que propongo son los siguientes:

Equinacea: Es el ingrediente principal para esta combinación, por ser una planta con unas propiedades estupendas, ya que aumenta las defensas de forma inespecífica, es decir que aumenta la actividad de todos los anticuerpos, prepara al  ejercito para defenderse del ataque de bacterias y virus. Esto es acción Inmunoestimulante

Propóleo: Es una resina que fabrican las abejas para recubrir las colmenas y protegerlas de los ataques de hongos, bacterias, parasitos en general, y hace que las colmenas sean completamente estériles.  Esto es, el propóleo o propolis—defensa de la ciudad—tiene unas propiedades  antibiótica y antisépticas muy beneficioso para nuestro organismo.

Jalea Real: Alimento que fabrican las abejas para uso exclusivo de la abeja reina. Y ésta hace que la reina viva mucho más, sea de mayor tamaño, y más resistente a las enfermedades. Así, la jalea real tiene un efecto estimulante, tonificante y reequilibrante del sistema nervioso, mejora la concentración y potencia los niveles de energía. Pero además el conjunto de sus nutrientes refuerza al organismo frente a las agresiones externas, por ello es interesante tomarla en los cambios de estaciones para prevenir catarros e infecciones de respiratorias.

Vitamina C: Refuerza las defensas inmunológicas del organismo, ya que favorece la actividad de los glóbulos blancos y fortalece la resistencia frente a virus y bacterias. Además es un potente antioxidante: frena el envejecimiento producido por la contaminación, tabaco, medicamentos...Tiene un papel fundamental en la absorción del hierro en las anemias, en cicatrización de heridas, en la coagulación de la sangre, ayuda a fortalecer los huesos y el tejido conectivo.

Estos cuatros ingredientes se encuentran en infinidad de complementos dietéticos para aumentar defensa, y  lo podemos encontrar en herbolarios y centros dietéticos. 

En los niños funciona especialmente bien, con la vuelta al cole están más expuestos al contagio de infecciones respiratorias.

Con una dosis todos los días por las mañanas tenemos asegurado un otoño-invierno libre de resfriados y gripes :)) 

lunes, 10 de septiembre de 2012

ANTIOXIDANTES: Cómo controlar a las sustancias que nos roban electrones dañando nuestro organismo...!!


Empezamos nueva temporada, después de este paréntesis vacacional. Vuelvo llena de energía y nuevas ideas….Ahora, espero de vosotros, los lectores, más participación en el blog, aportando sugerencias, comentando lo que os gusta….en fin dandome un poquito de ánimo para seguir adelante.

Las personas con inquietudes por la dietética que además quieran adoptar una forma de vida saludable, probablemente hayan oído hablar mucho últimamente de los antioxidantes. Posiblemente se pregunten: ¿qué son y cómo funcionan los antioxidantes?

Para entender cómo funciona un antioxidante es necesario primero comprender qué es la oxidación. 
La oxidación ocurre cuando el oxigeno se combina con otras sustancias—el oxigeno les roba electrones—, oxidándolas y convirtiéndolas en radicales libres. Éstos pierden gran cantidad de electrones que les hacen muy inestables y altamente reactivos. Para estabilizarse les quitan electrones a otras moléculas, y esto hace que haya más moléculas inestables provocando una reacción en cadena de radicales libres.
Por ejemplo la oxidación es lo que hace que una manzana se ponga pocha, o que un metal se oxide.


Como los radicales libres pueden atacar a los componentes vitales de la célula, dañando las membranas celulares, inactivando importantes enzimas del organismo y alterando la información genética del ADN. Así,demasiados radicales libres pueden crear serios problemas de salud y provocar un envejecimiento prematuro del organismo. Los antioxidantes protegen contra esta oxidación no deseada: neutralizan a los radicales libres aportando los electrones que les faltan.

Afortunadamente, el organismo puede más o menos equilibrar sus propios radicales libres con sus reservas internas de nutrientes y enzimas antioxidantes. Pero, ¿que ocurre si el organismo no puede mantener en equilibrio todos sus radicales libres? Hay pruebas científicas de la relación entre la existencia de radicales libres y enfermedades  tales como el cáncer y dolencias coronarias. 
Por suerte, numerosos alimentos que nosotros tomamos son ricos en antioxidantes como la vitamina C—antioxidante más conocido—, que se encuentra en abundancia en cítricos y vegetales. La vitamina E se puede encofrar en nueces y aceites vegetales. El beta caroteno en zanahoria, hojas oscuras.
Estos antioxidantes como la vitamina C, vitamina E y beta caroteno actúan cediendo sus electrones a los radicales libres, lo eliminan directamente sin causar una reacción en cadena. Sin embargo, los minerales tales como el selenio, zinc, manganeso y cobre , no actúan directamente, pero son necesarios para la producción de enzimas antioxidantes.

¿Que podemos hacer para disminuir los radicales libres?

Todo el mundo debería comer al menos cinco piezas de frutas y verduras al día, controlar el consumo de alimentos ricos en grasas, eliminar la ingesta de alcohol y cafeína y reducir el nivel de radicales libres no fumando.  
Aún así, puede que todo esto no sea suficiente ya que estamos expuestos a niveles de estres oxidativo que están más o menos fuera de nuestro control como medio ambiente, fumadores pasivos, medicamentos, radiaciones. Podemos paliarlo con complementos dietéticos antioxidantes.

En la próxima entrada veremos los tipos de antioxidantes y como actúan.