Se ha producido un error en este gadget.

martes, 24 de abril de 2012

ARÁNDANO ROJO o CRANBERRY: El Mejor Preventivo para las Infecciones Urinarias



Un fruto que se ha puesto de moda en estos últimos tiempos es el arándano rojo o cranberry, como remedio para las molestas infecciones urinarias, más concretamente para la cistitis, padecimiento bastante frecuente en las mujeres, causada normalmente por una bacteria llamada Escherichia coli (E. coli) pudiendo llegar a ser infecciones recurrentes, es decir, de repetición.

En un primer momento se pensó que el arándano actuaba acidificando la orina, hasta conseguir una acidez suficiente para inhibir su crecimiento y así morían las bacterias. En estudios posteriores se demuestra que el mecanismo de acción  del arándano rojo se basa en unos principios activos llamados proantocianidinas que tienen la capacidad de impedir que las bacterias se adhieran a las paredes del tracto urinario.
 
Los proantocianidinas son taninos condesados, no hidrolizables, que se producen en el metabolismo normal de los vegetales. Sus propiedades más interesantes se corresponden con la capacidad de combinarse con diversas sustancias formando complejos y con su capacidad astringente. Y así en el caso del arándano rojo previene la entrada de E. coli por medio de una barrera energética, cambia la morfología de la E. coli de bastón a esférica para evitar su adhesión e inhibiendo su capacidad secretora, evitando la colonización que genera la infección. También puede impedir la adhesión de bacterias asociadas  en enfermedades de la encías y úlceras estomacales.

Sin embargo el arándano parece no tener la capacidad de liberar las bacterias que ya están adheridas a las células del tracto urinario. Esto podría explicar por qué es eficaz en la prevención de la infecciones urinarias y probablemente no lo sea en su tratamiento.

El arándano rojo o cranberry se presenta en el mercado como fruto desecado (bayas rojas), en comprimido o cápsula del cual, según indicaciones del laboratorio, se suele tomar 1 comp. por la mañana y otro por la noche. También como  jugo concentrado, con dosis recomendada de entre 30 y 50 ml al día disuelto en agua.

Para otras propiedades del arándano, consultar en este enlace.
http://www.esmas.com/mujer/saludable/consejos/626729.html











jueves, 19 de abril de 2012

HIPÉRICO: La Hierba de la Felicidad. Cuando necesitamos una ayuda en situaciones difíciles


Esta entrada va dedicada a mi amigo Rafa, buen consumidor de hipérico desde hace algún tiempo y que, por cierto, dicho por él, le sienta bastante bien. Pero el otro día después de unas copitas se atrevió a confesarme sus dudas sobre  “si no será el hipérico un placebo”. ¡Ahí me tocó bien hondo!, ¡no hay cosa que me de más coraje que piensen que la fitoterapia es un placebo! Y le expliqué lo siguiente:

El mecanismo de acción del hipérico, también llamado hierba de San Juan debido que suele florecer el 24 de junio festividad de San Juan Bautista, ofrece varias interpretaciones: hay pruebas realizadas en ratas que demuestran la inhibición de un 50% en la recaptación de la serotonina. Otros experimentos in vitro demuestran la inhibición selectiva de la hipericina de la enzima monoaminooxidasa MAO, encargada entre otras funciones de la degradación de la Serotonina. En definitiva, lo que nos interesa del hipérico es que aumenta los niveles de serotonina: la hormona de la felicidad.

   
¿Por qué y cuándo es efectivo el hipérico? 




El hipérico es muy efectivo en situaciones de depresión y ansiedad de grado leve a moderado y , sobre todo, que obedezcan a una causa determinada.  Esto implica situaciones caracterizadas por mal humor, dificultad para dormir, cansancio generalizado, falta de ganas e interés, palpitaciones del corazón, síntomas de la menopausia,  y hago una mención especial a la ansiedad por la comida, ya que este tema interesa mucho, y en mi experiencia como dietista me da muy buenos resultados.
Estos casos de ansiedad y depresión por una causa determinada están normalmente conectados con episodios que van desde lo más nimio, como una mudanza, hasta lo más grave, como la pérdida de un ser querido; pasando por otros intermedios como acoso laboral, problemas con los hijos, disputas familiares... ¿qué os voy a contar?, la vida misma.
Bueno pues, en estas situaciones, la descarga de adrenalina, la hormona que nos mantiene en tensión, que nos prepara para el ataque, la tenemos bien alta. Y si la adrenalina está alta, la serotonina tiene que estar baja, ya que son contrarias: una nos prepara para el ataque; la otra, para el descanso y la relajación. Aparte de aprender a controlar nuestras emociones podemos ayudarnos con el hipérico, ya que éste restablece nuestros niveles de serotonina y nos aleja de los estados de depresión y ansiedad. 

    Posología e Interacciones
El hipérico se encuentra en farmacias y herbolarios en planta para preparar infusión, forma que no aconsejo ya que hay que ser constante y regular en la toma, y de las infusiones terminamos cansándonos.
En extracto fluido, que puede ser hidroalcohólico o glicerinado, y en comprimidos o cápsulas. La dosis ya depende del laboratorio, debido a la concentración que le dé.
Lo que yo suelo recomendar es: en extracto fluido: 15 gotas por la mañana y mediodía, 30 gotas por la noche; en comprimidos o cápsulas: 1 comp por la mañana y mediodía , 2 comp por la noche.

Hay que ser constante y no esperar un efecto inmediato, suele tardar entre 3 a 10 días en hacer efecto.

El hipérico interacciona con otros antidepresivos con similar mecanismo de acción y, como ya hemos dicho, funciona muy bien en depresiones de leves a moderadas y sin tratamiento. En medicamentos para el tratamiento del VIH, y en anticonceptivo orales, en estos resta eficacia.  

domingo, 15 de abril de 2012

MAGNESIO: Elemento Químico Esencial



Sobre el magnesio se ha escrito y dicho mucho, en ocasiones se ha exagerado, pero es indiscutible que tiene unos excelentes beneficios para el organismo.

El Magnesio (símbolo químico, Mg) es un macroelemento químico esencial: se necesita en mayor cantidad ( 300 mg/día ) y sin él no es posible la vida. Es un componente del sistema óseo, de la dentadura y de muchas enzimas.
Participa en la transmisión de los impulsos nerviosos, en la contracción y relajación de músculos, ayudando a mantener el buen funcionamiento de los nervios y del tono muscular. Participa también en el transporte de oxígeno a nivel tisular y en el metabolismo energético, como energizante y calmante del organismo.

 Su déficit puede pasar desapercibido, originando una serie de síntomas: contracturas y calambres musculares, fracturas óseas espontáneas, perdida progresiva del cartílago, estados nerviosas con "tics", dolores musculares, caída del pelo, estrés sostenido, ansiedad frecuente, problemas en la metabolización de azucares, formación de piedras en los riñones de oxalato cálcico, fragilidad de las uñas…Este déficit de Mg puede ser debido a una perdida excesiva o una mala absorción,  originadas por el consumo de ciertos medicamentos, enfermedades como la diabetes, celiaquías, enfermedad de Crohn, alcohólicos …
Un factor a tener en cuenta, es que la pérdida de Mg puede ser importante en caso de stress físico y mental. Y su absorción disminuye con la edad por lo que es importante suplementarlo en la edad adulta.

Magnesio como Complemento Dietético. ¿Cómo tomarlo?

El Mg no se encuentra como ion libre sino asociado a otras moléculas, formando distintos compuestos químicos, tales como: carbonato de magnesio, cloruro de magnesio, sulfato de magnesio, citrato de magnesio y  quelato de magnesio, principalmente.
Todos ellos actúan proporcionando Mg al organismo beneficiándonos de sus propiedades, pero, eso sí, dependiendo de la forma química que se encuentre aprovecharemos otros efectos.

Carbonato de Magnesio: el carbonato de magnesio, además de ser aporte de Mg, se utiliza como Laxante Suave sin contraindicaciones. Se transforma en el estómago en sal no absorbible, que por ósmosis hace retener agua en las heces mejorando el transito intestinal. También actúa como antiácido gástrico neutralizando al ácido clorhídrico.
Cloruro de Magnesio : Se encuentra en comprimidos o polvo cristalizado. Sus propiedades son parecidas al carbonato, ya que éste  se transforma en cloruro en el estómago. Su sabor es muy amargo por lo que se prefiere el Carbonato.
Sulfato de Magnesio ( Sal de Epsom ) : Se utiliza como laxante drástico, y en limpiezas de hígado para la expulsión de piedras pequeñas.
Citrato de Magnesio : Es la sal con mayor biodisponibilidad y con menor molestias gastrointestinales.
Quelato de Magnesio : Es simplemente Mg químicamente unido a un aminoácido, y así se mejora la absorción de este nutriente esencial en el intestino delgado.

Conclusión
El Mg interviene en la formación de casi todos los tejidos del organismo: huesos, músculos, articulaciones, tendones, riñones, hígado...
Interviene en la formación de anticuerpos, enzimas y hormonas.

Lo necesitamos en el trabajo mental, en los impulsos nerviosos, y en la práctica del deporte, para evitar contracturas musculares
El magnesio puede ser conveniente en estados especiales como el embarazo, lactancia, crecimiento, vejez o en situaciones de estrés, ansiedad, mucho desgaste, etc.




jueves, 12 de abril de 2012

CARTÍLAGO DE TIBURÓN: Protector y Reparador de las Articulaciones



Cuando me hablaron por primera vez del Cartílago de Tiburón, me lo presentaron como una panacea, lo curaba casi todo y, eso no me gustó. Pero el tiempo, que todo lo pone en su sitio, también puso al Cartílago de Tiburón y ahora me parece un excelente complemento para proteger y reparar las articulaciones.

El esqueleto de los tiburones está formado en su totalidad por cartílago, y entre sus componentes cabe destacar la Condroitina y el Sulfato de Glucosamina. Estas dos sustancias se encuentran igualmente en nuestro organismo: en el cartílago articular, en los tendones y en los ligamentos. Y son las que mantienen las articulaciones flexibles y, en caso de golpes o un traumatismo ligero, actúan contra el dolor y la inflamación.
Con la edad nuestro organismo va perdiendo la facultad de sintetizar la glucosamina y la condroitina, por lo el líquido sinovial de las articulaciones pierde su viscosidad, la articulación queda con ello desprotegida y aparece el dolor, la rigidez ósea y la pérdida de movilidad. El consumo extra de Cartílago de Tiburón puede ayudar a frenar la degradación de las articulaciones y a favorecer lentamente la reconstrucción de las articulaciones dañadas y la recuperación de la movilidad, con reducción de la inflamación y alivio del dolor articular.

Los suplementos con Cartílago de Tiburón están indicados en personas que sufren problemas articulares como artritis, artrosis o reumatismo. Así como deportistas con fuertes entrenamiento por causar éste, fácilmente, inflamación en las articulaciones y dolores musculares. Está recomendado tomar de 2 a 3 gramos al día repartidos en dos dosis.

lunes, 2 de abril de 2012

EL PODER DE LAS EMOCIONES III: un laboratorio dentro de nosotros (3ªparte)

     
           Adicción y Tolerancia a la Emociones


En esta 3ª y última entrada vamos a ver como las emociones crean adicción y tolerancia, al igual que una sustancia química. Y todo esto tiene lugar en el hipotálamo.  


En el hipotálamo es donde se producen determinadas  sustancias químicas (neurotransmisores y hormonas)  que se corresponden con ciertas emociones, de manera que cada emoción tiene una sustancia química asociada. Y es la unión de la sustancia a su receptor específico del organismo lo que da lugar a la sensación de dicha emoción. Esto es de vital importancia porque explica las adicciones en nuestras vidas.

Fue la doctora Candace Pert quien, estudiando los efectos de la cocaína, descubrió la existencia en el cerebro de unos receptores a los que se unen de forma específica los opiáceos. Poco después del descubrimiento de estos receptores opiáceos, se vio que el cerebro elaboraba unas sustancias, denominadas endorfinas, que se unían a estos receptores, por lo que son algo así como nuestros opiáceos elaborados internamente. Por tanto, se puede pensar que  los neurotransmisores y sus receptores son  las moléculas de la emoción,
Y el descubrimiento de este  mecanismo de acción receptor-neurotransmisor es la base biológica  de las adicciones y de la tolerancia a las drogas, ya que los receptores se agotan al unirse  a estas sustancias y por ello cada vez se necesita más droga para conseguir el mismo efecto. O lo que es lo mismo, al disminuir el numero de receptores, por haber estado expuestos durante un tiempo prolongado y en gran intensidad, la misma cantidad de droga o secreción interna, provocará una respuesta menor.
Ahora veamos qué ocurre con las emociones. Éstas producen péptidos (neurotransmisores y hormonas) o moléculas de emoción que se unen con sus receptores específicos de las células.  Lo mismo que sucede con el uso repetido de la heroína ocurre con el uso repetido de la misma emoción: los receptores opiáceos empiezan a esperar ese péptido en particular. Entonces, el receptor se convierte en adicto a dicha emoción. Así se explica por qué experimentamos estados emocionales destructivos: repetimos las mismas situaciones una y otra vez, nos sentimos incapaces de cambiar y decidimos que nunca volveremos a hacer algo, pese a que en poco tiempo lo estamos haciendo nuevamente. Debido a esta inconsciente adicción que tenemos, las emociones nos condenan a repetir comportamientos. O sea, que lo mismo que pasa con una sustancia química, pasa con una emoción.

Recientemente, la neurociencia aportó un concepto de gran importancia: la Neuroplasticidad. Es la capacidad que tiene el cerebro de cambiar de forma física creando nuevas conexiones. En cada nueva experiencia hay una conexión sináptica nueva, y si ésta se repite en un periodo corto de tiempo se fortalece, mientras que si es largo se debilita. Así, la exposición constante a estímulos novedosos o la actividad física y mental, son las que pueden activar la neurogénesis: el crecimiento y desarrollo del cerebro a lo largo de toda la vida, previniendo su endurecimiento, que se traduce en la incapacidad para aprender y en la pérdida de la actividad mental.


Conclusión: ¡¡¡Somos lo que pensamos y sentimos!!!

Todo cuanto sentimos y pensamos es el resultado de complejos procesos neurobioquímicos. Los procesos emocionales, al igual que los cognitivos, pueden explicarse por el funcionamiento de hormonas y neuronas,
Así pues, podemos decir que en el cuerpo existen por lo menos tres sistemas capaces de trasladar las emociones al nivel físico:

El sistema nervioso.
El sistema endocrino.
    El sistema inmunitario.

La familia de las moléculas de comunicación o moléculas de emoción, constituída por los neuropéptidos, los neurotransmisores, los factores de crecimiento y las citoquinas, influyen en la actividad celular, en los mecanismos de división celular y en el funcionamiento genético.

Y debido a la plasticidad neuronal podemos crear nuevas redes neuronales, condicionadas por nuestras emociones, a lo largo de toda nuestra vida.

Así que con las emociones y los pensamientos positivos se pone en marcha un mecanismo que nos defiende de la enfermedad y,  gracias a la plasticidad del cerebro, y con las repetición de éstas,  podemos conseguir una vida más satisfactoria y plena.